¿Consultoría Estratégica de Alta Dirección o acompañamiento vital?

La consultoría estratégica de alta dirección (CAD) es un concepto genérico que engloba diversas prácticas pero que, a medida que nos adentramos en el siglo XXI, tal vez requiera de una definición precisa, de aclarar de una vez por todas qué es y qué no es la CAD. En este breve artículo pretendemos contribuir a clarificar este concepto.

Probablemente podríamos definir la CAD como el asesoramiento o consejo realizado por expertos de alto nivel a miembros de la alta dirección de una organización, destinado a aclarar la dirección de la misma, a tener una opinión externa y orientada a la acción sobre los retos en la implementación de la estrategia o a prepararse adecuadamente ante eventualidades inesperadas o para afrontar riesgos ocultos.

Veamos esta definición con un poco más de detalle basándonos en la tabla adjunta

CAD Qué es Qué no es Comentarios
Aclarar la dirección estratégica de la compañía Fijar la dirección estratégica de la compañia corresponde a la alta dirección, la CAD no puede suplir eso pero sí ayudar a la dirección a fijar su propia camino  con metodologías y experiencias y a hacer reflexionar sobre las implicaciones de la estrategia Una forma de validar la opinión ya tomada del CEO

El diseño del plan estratégico por parte de consultores externos de forma casi exclusiva

La palabra clave es “acompañamiento”. Se trata de acompañar metodológicamente a la alta dirección en el descubrimiento de la orientación estratégica más conveniente.
Abordar los retos en la implementación de la estrategia Una vez fijada la dirección estratégica, ayudar a analizar conjuntamente las eventualidades, riesgos y oportunidades que pueden presentarse en la puesta en marcha de la misma y preparar alternativas. Un servicio de outsourcing por el que la consultora se hace cargo de las acciones a tomar.

El diseño de uno o varios planes “B” realizados basicamente por consultores externos.

 

De nuevo surge la palabra “acompañamiento”. Se trata de hacer de “sparring” metodológico y experiencial de la alta dirección para prevenir problemas y aprovechar oportunidades en la implementación.
Aclarar la dirección estratégica de la compañía Fijar la dirección estratégica de la compañia corresponde a la alta dirección, la CAD no puede suplir eso pero sí ayudar a la dirección a fijar su propia camino  con metodologías y experiencias y a hacer reflexionar sobre las implicaciones de la estrategia Una forma de validar la opinión ya tomada del CEO

El diseño del plan estratégico por parte de consultores externos de forma casi exclusiva

La palabra clave es “acompañamiento”. Se trata de acompañar metodológicamente a la alta dirección en el descubrimiento de la orientación estratégica más conveniente.
Abordar los retos en la implementación de la estrategia Una vez fijada la dirección estratégica, ayudar a analizar conjuntamente las eventualidades, riesgos y oportunidades que pueden presentarse en la puesta en marcha de la misma y preparar alternativas. Un servicio de outsourcing por el que la consultora se hace cargo de las acciones a tomar.

El diseño de uno o varios planes “B” realizados basicamente por consultores externos.

 

De nuevo surge la palabra “acompañamiento”. Se trata de hacer de “sparring” metodológico y experiencial de la alta dirección para prevenir problemas y aprovechar oportunidades en la implementación.

Aunque estamos ante una tabla relativamente simple, de su contenido pueden extraerse algunas conclusiones contundentes que pueden ayudarnos a dar otra definición a la CAD:

– la CAD es básicamente y, en sus diversas acepciones, que dependerán del ámbito de que se trate, un servicio de acompañamiento por parte de expertos de muy alto nivel, a la alta dirección de una compañía, para ayudarles a descubrir, bien a través de aporte metodológico, experiencial o mediante una mezcla de ambos, soluciones a problemas de dimensión estratégica.
– La CAD tiene un tanto de confrontación en positivo dado que, en muchas ocasiones se trata de provocar que la alta dirección se enfrente de forma objetiva y positiva a los dilemas que la atenazan, y a través de esa “confrontación”, definir acciones y soluciones.
– Debido a su naturaliza estratégica y relacional, la CAD solo puede ser prestada por consultores senior de muy alto nivel que tengan una experiencia directiva real, de éxitos y de fracasos, con una elevada capacidad relacional, y que puedan aportar también mentalidad “consultora” positiva y solidez metodológica.

Pero, tantas son las veces que hemos tenido que recurrir al verbo acompañar o a la palabra acompañamiento en estas líneas que tal vez deberíamos sustituir ese concepto de CAD por el más adecuado de “acompañamiento vital a la alta dirección”.

Me pregunto si, en un futuro no muy lejano, ese tipo de servicios podrá ser prestado también, como en tantos otras situaciones, por robots o por engendros alimentados por inteligencia artificial. Ya no estoy seguro de nada pero, créanme, en este caso, quiero creer que eso no será posible.

No se admiten más comentarios